Nacida en Barcelona en Abril de 1981, donde vivo y trabajo.
Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona (2007)
Postgrado en Producción y Comunicación Cultural. Universidad Ramon Llull, Barcelona (2007)
Estudios en Filosofía. Universidad de Barcelona (2007-2010)
Curso de talla de madera con T. Itabashie, J. Camí y R. Teixidó. Tallerbdn, Barcelona. (2011)
 

Premios y reconocimientos

1º Premio. XII Premio de Pintura Ricard Camí, Terrassa (2011)
1º Premio. I Certamen Internacional de Artes Plásticas bARTcelona, Barcelona (2010)
Beca de Pintura. Fundación Güell, Barcelona (2010)

Exposiciones Colectivas

  • Figurativas ’13. Museu Europeu d’ary Modern, Barcelona (2013)
  • LXX Premio Cenetelles. Centro de Arte El Marçó Vell. Centelles (2012)
  • Premiados Beca Fundación Güell. Real Círculo Artístico de Barcelona (2011)
  • XII Premio de Pintura Ricard Camí. Centro Cultural Caixa Unnim, Terrassa (2011)
  • Becas de la Fundación Güell 2010-2011. Real Círculo Artístico de Barcelona (2010)
  • I Certamen Internacional de Artes Plásticas bARTcelona. La Maquinista, Barcelona (2010)
  • XVI Certamen de Dibujo Gregorio Prieto. Museo de la Ciudad, Madrid / Museo de la Fundación Gregorio Prieto, Ciudad Real (2006)
  • XV Certamen de Dibujo Gregorio Prieto. Museo de la Ciudad, Madrid / Museo de la Fundación Gregorio Prieto, Ciudad Real (2005)
  • Sense Títol ’05. Universidad de Barcelona (2005)

Obra en Colecciones

Centro Cultural Caixa Unnim
Real Academia Catalana de Bellas Artes
Fundación Maquinista
Particulares en Barcelona, Girona, Madrid, Valencia, A Coruña, París y Roma

STATEMENT

Mis trabajos proponen una vuelta al “arte por el arte”, no para esconderse en una torre de marfil huyendo de la realidad, sino como posicionamiento ante esta. Frente a una realidad sumamente sofisticada pretenden quedarse con lo simple, lo pequeño, lo pobre (en definitiva, con lo esencial). En una realidad hipertecnificada, se fijan en el hombre, el cuerpo, la piel.
“No pienses, mira” aconsejaba Wittgenstein al filósofo. Y esto es lo único que piden al espectador. Son fruto del convencimiento de que la satisfacción intelectual que ha de aportar el arte tiene que venir dada por los sentidos y no por la razón y los conceptos. Reclaman el cuerpo, el placer estético, sensual. No quieren que el espectador lea y piense, quieren que mire y sienta.
Recurren a la figuración porque son hijos de un espíritu voyeur. Y lo que vemos son cuerpos; cuerpos reales, determinados, particulares. Y, si se quiere, si tanto nos preocupa el concepto y la idea, el universal en la realidad sólo puede ser una suma de particulares.